Fase Birner
Construcción antiterremotos y eficiencia

Birner optimiza su flujo logístico con un moderno almacén de distribución

Las últimas evoluciones del mercado obligaron a la compañía Birner a construir un centro de distribución moderno. Pero este centro está justo en una zona de terremotos de nivel 4. Nuestro diseño impresionó a Birner, porque nada podrá sacudir a este almacén tan vanguardista.

Planificación detallada

Birner es el mayor distribuidor de repuestos de automoción de Austria. Con un total de 29 localizaciones y 560 personas por toda Austria, en 2016 Birner obtuvo unas ventas anuales de aproximadamente 140 millones de euros. La empresa tiene un surtido de 350.000 artículos, de los cuales 150.000 están constantemente en stock. El crecimiento constante de la gama de productos exigía una nueva estrategia logística. Por este motivo, Birner decidió construir un nuevo almacén de distribución. El objetivo era mejorar el flujo de trabajo, gestionar mejor las existencias y seguirse beneficiando de una mayor sinergia. Además, el almacén también tenía que ser capaz de incorporar las exigencias modernas digitales actuales. A primera vista la implementación técnica del boceto no parecía especialmente exigente. Sin embargo, los detalles sí escondían retos técnicos.

Stefan Ulz
Jefe de logística, Birner GmbH

«Jungheinrich demostró ser un socio capaz de suministrarnos el mejor diseño de almacenamiento y seguridad.»

Segura, más rápida, más inteligente, la solución logística de un único proveedor

El edificio de la década de los 90, con un área de trabajo de 11.600 m², se tenía que reformar y adaptar a las exigencias modernas. También comprobamos que esta región es una zona de actividad sísmica. La seguridad y la estabilidad eran prioritarias. Impresionamos a Birner con un diseño de centralización vanguardista y a medida, que podía resistir cualquier terremoto.

Desde la entrada de suministros del proveedor hasta la entrega de pedidos completos, la solución consistió en estanterías: una planta estructural de acero y un almacén de estanterías de palets, lo que garantiza un flujo eficiente y uniforme de los repuestos. Cada una de las áreas está conectada a través de una tecnología de transporte de palets y contenedores. La capacidad actual del almacén es de casi 5.700 palets y más de 160.000 ubicaciones de estantería. Además, las carretillas elevadoras aumentan la carga de trabajo y ayudan a la optimización.

Un triunfo triple: rendimiento con futuro

El jefe de logística Stefan Ulz está satisfecho con el resultado: «Jungheinrich demostró ser el socio capaz de suministrar el mejor diseño de almacenamiento y seguridad en las tres licitaciones de sistemas de estanterías y del almacén de preparación de pedidos de tres pisos. Lo más impresionante era que todas las soluciones parciales estaban integradas con fluidez para convertirse en una solución logística integral.» Esta es una colaboración que durará porque «pretendemos seguir utilizando los servicios ofrecidos por Jungheinrich en el futuro, sobre todo si necesitamos una ampliación del centro de distribución», dice Ulz.

¿Tiene preguntas?